Es evidente que los actuales modos de transporte en muchas ciudades, incluidas las de algunos países desarrollados, son insostenibles.

Según el Instituto de Transporte de Texas A&M, la congestión del tráfico cuesta a la economía estadounidense 179.000 millones de dólares al año, mientras que el viajero promedio pasa 54 horas al año en el tráfico. Como resultado, el número excesivo de vehículos en las vialidades y el pesado tráfico han hecho perder dinero y tiempo de productividad, por no mencionar que son perjudiciales para la salud pública y el medio ambiente.

Así pues, la pregunta más importante que debemos responder es: ¿cómo podemos hacer que el transporte sea más sostenible?

Todo empieza por pensar de forma sostenible, comprender el valor del transporte sostenible a largo plazo y seguir creando sistemas de transporte sostenibles.

Así es como funciona.

La importancia del transporte sostenible

Los beneficios del transporte sostenible son varios, algunos de los cuales van mucho más allá de resolver los problemas del transporte:

2 women cycling
  • Reduce la huella medioambiental: Las soluciones de transporte no motorizado, como la bicicleta y el caminar, tienen un impacto casi nulo en el medio ambiente. No emiten gases de efecto invernadero, ni consumen energía, ni generan contaminación atmosférica o acústica. Además, los sistemas de transporte público reducen el número de vehículos en tránsito, produciendo menos emisiones por pasajero-milla que los vehículos de una sola ocupación.
  • Crea menos congestión vial: Con menos vehículos privados en las vialidades, habrá menos cogestión vial. Esto significa que la gente puede llegar más rápido a donde necesita estar, incluso en zonas urbanas densas. Además, con más vialidades y espacios abiertos, podemos preservar mejor nuestro hábitat natural.
  • Ahorra dinero: Los desplazamientos en autobuses y trenes públicos son más baratos que el mantenimiento y la compra de gasolina para los vehículos privados. Las ciudades también pueden ahorrar dinero en costos de mantenimiento de vialidades y estacionamientos públicos.
  • Crea puestos de trabajo: Con la introducción de soluciones de transporte alternativas, las ciudades necesitarán ayuda. Más personas tendrán que trabajar en las estaciones de transporte masivo y en las de carga eléctrica.
  • Mejora la salud: El transporte sostenible tiene un efecto positivo en la salud y el bienestar de las personas. Ir en bicicleta y caminar son excelentes formas de realizar actividad física diaria para llevar un estilo de vida saludable.
  • Objetivos de equidad: Un aspecto vital del transporte sostenible es su efecto positivo en la sociedad. Las personas, independientemente de sus diferencias económicas, sociales y físicas, pueden acceder al transporte público y a los medios de transporte no motorizados.

Cuestiones clave del transporte sostenible en 2021

Los debates sobre el transporte sostenible están surgiendo con mayor seriedad como elemento vital para afrontar el cambio climático. He aquí algunas de las principales tendencias del transporte sostenible en 2021 y su posible impacto en nuestro presente y futuro.

La creciente frecuencia de las prohibiciones de los automóviles convencionales

La larga lista de países que planean eliminar los vehículos convencionales sigue creciendo. Algunos Estados miembros de la UE, como los Países Bajos, Suecia, Irlanda y Dinamarca, ya han anunciado sus planes de eliminación para 2030.

California y Massacheuttes también han puesto en marcha acciones similares en EE.UU., deteniendo la venta de automóviles para 2035.

Sin embargo, podrían surgir algunas resistencias y desafíos legales a este nuevo concepto. Un ejemplo fueron las protestas que siguieron a la implantación de zonas libre de en Madrid (España).

Por ello, las ciudades y los países deben preparar a los residentes para la transición y garantizar que todos se beneficien, independientemente de las diferencias sociales y económicas.

La integración de las «calles lentas»

En 2020, la tendencia de las calles lentas tuvo lugar de la noche a la mañana y se extendió por todas las ciudades, incluidas Oakland y Seattle en Estados Unidos. Esta innovación comenzó como una forma de mantener la seguridad de los residentes, pero acabó convirtiéndose en una solución para que las bicicletas y otros dispositivos no motorizados pudieran circular con seguridad.

A medida que el confinamiento por COVID-19 disminuye y más gente empieza a salir, muchas calles y ciudades luchan por mantener las calles lentas de forma permanente.

Una excelente solución es introducir un control continuo del programa para garantizar que las calles se utilicen adecuadamente. Además, la introducción de subsidios e incentivos puede fomentar una mayor posesión de bicicletas y Scooter eléctricos.

El impacto de la pandemia COVID-19 en el transporte

Debido a la pandemia de COVID-19 y a las restricciones de movimiento relacionadas con ella, se produjo un fuerte descenso en el uso de los sistemas de transporte público.

Incluso con las restricciones de movimiento, muchos individuos siguieron optando por los vehículos privados en lugar de opciones sostenibles como el transporte público y los viajes compartidos debido a las preocupaciones de seguridad, lo que ha tenido un inmenso impacto en el flujo de tráfico Para ayudar a las ciudades a entender estos cambios, PTV desarrolló el primer mapa de tráfico de coronavirus a nivel nacional. Según Matthias Hormuth, Jefe de Producto de PTV, los planificadores urbanos pueden utilizar este mapa para «recibir cifras detalladas y significativas sobre el volumen de tráfico y el impacto en la red de carreteras». El mapa interactivo da pistas importantes y puede respaldar las decisiones en el proceso de configuración de la movilidad del futuro».

Mejores prácticas de transporte sostenible

La creación de un sistema de transporte sostenible requiere las importantes tareas de planificación, diseño, construcción, funcionamiento, mantenimiento y medición del rendimiento. Para que el transporte sostenible sea una realidad, es necesario perfilar enfoques que contribuyan eficazmente a nuestro objetivo.

He aquí algunas de estas prácticas e iniciativas fundamentales.

Transport

#1 Define lo que significa el transporte sostenible para tu ciudad

A la hora de planificar el transporte sostenible, es fundamental definir lo que se quiere conseguir para la ciudad. Puede tratarse de mejorar la calidad de vida de los residentes, de crear una ciudad funcionalmente densa y verde, o de reducir la brecha de la desigualdad.

Tus objetivos deben centrarse en todos los cambios que necesita tu ciudad. Empieza por hacerte preguntas como:

  • ¿Necesita aceras más anchas?
  • ¿Necesita crear más ciclovías?
  • ¿Necesita el sistema de transporte de su ciudad más autobuses públicos?
  • ¿Qué facilidad tendrían los residentes y visitantes para acceder a estos autobuses?

La conclusión es que cada ciudad tiene sus propias carencias a la hora de planificar el transporte sostenible, y hay que definir las suyas desde el principio para mejorarlas.

#2 Considerar el equilibrio entre los seres humanos, los vehículos y el medio ambiente

El transporte sostenible describe un equilibrio deseable, saludable y dinámico entre los seres humanos, los vehículos y los sistemas naturales. Hacer que el transporte sea más sostenible se traduce en hacer que las calles de la ciudad sean más accesibles para todos, independientemente de sus circunstancias económicas. Además, la sostenibilidad debe tener en cuenta el medio ambiente, ya que siempre debe mantener (o al menos impactar mínimamente) el entorno tal y como está sin las infraestructuras de transporte y urbanas.

#3 Crear un marco que guíe el proceso de implantación y actualización

En el núcleo del transporte sostenible hay tres elementos que guían su aplicación: consideraciones económicas, medioambientales y sociales. Este trío se conoce como el triple resultado de la sostenibilidad.

Para planificar, aplicar y mantener adecuadamente un sistema sostenible, hay que utilizar estos elementos de la triple línea de resultados como marco de referencia.

  • Economía: Hacer que el costo de la infraestructura de transporte sea asequible para todo el mundo, incluidas las rentas bajas.
  • Social: Desarrollar opciones de movilidad seguras y accesibles para las personas, independientemente de su sexo, edad y capacidades físicas.
  • Medio ambiente: Crear soluciones que reduzcan las emisiones y la contaminación y protejan nuestro hábitat natural.

#4 Utiliza el tiempo como un hito para trabajar hacia tus objetivos

La creación de un transporte sostenible implica el uso de un marco temporal para supervisar y evaluar el progreso. Según el Dr. Barry Wellar, el concepto de sostenibilidad implica un proceso temporal. Como tal, debemos rechazar nociones vagas como «pronto» y «futuro próximo».

Debe haber puntos de partida y de llegada específicos para la aplicación de determinados programas y planes. Pueden ser horas, meses o temporadas. Esto permite medir los cambios reales y determinar si se está trabajando hacia el objetivo.

Ejemplos de transporte sostenible: lo que están haciendo ahora las ciudades que piensan en el futuro

He aquí algunos ejemplos de ciudades que están dando pasos concretos hacia el transporte sostenible, lo que están haciendo y lo que se puede aprender de ellas.

El sistema de transporte sostenible de Zúrich

Zúrich (Suiza) es una de las ciudades más sostenibles del mundo. La ciudad ha sido capaz de diseñar e implementar un sistema de transporte público estelar y una excelente planificación urbana, lo que permite a la gente desplazarse con facilidad.

Esto incluye elementos como:

  • Un sistema de transporte público integral y de fácil acceso que incluya trenes, tranvías y autobuses con tarifas reducidas para fomentar su uso frecuente.
  • Espacios viales adicionales para peatones y ciclistas.
  • Para desincentivar el uso del automóvil en las zonas pobladas, Zúrich impuso altas tarifas de peaje.
  • Instalaron sensores de bucle de inducción para controlar los movimientos de los automóviles y gestionar el flujo de tráfico.
  • Una estrategia de movilidad futura establecida

De hecho, el sistema de transporte sostenible de Zúrich es tan eficaz que la propiedad de automóviles ha descendido por debajo del 50%, y la mayoría de los residentes utilizan el sistema de transporte público de la ciudad.

Zurich bridge
Stockholm

El transporte público de Estocolmo funciona con energía 100% renovable

El metro público, los trenes de cercanías y los autobuses de Estocolmo (Suecia) utilizan energía 100% renovable desde 2017.

La ciudad de Norrtälje, en Estocolmo, ya cuenta con un sistema completo de transporte en autobús que utiliza vehículos eléctricos. El resto de la ciudad se está preparando para implantar un sistema de autobuses eléctricos más inteligente, más silencioso y que consuma menos energía.

De aquí a 2030, Estocolmo pretende conseguir un tráfico marítimo sin combustibles fósiles, reducir las emisiones y utilizar menos energía por pasajero-kilómetro.

Estocolmo también es pionera en el uso de las Normas de Acceso a los Vehículos Urbanos (UVAR) para reducir la congestión, promover modos de transporte alternativos y mejorar la calidad del aire. Algunos de sus planteamientos incluyen la introducción de una zona de bajas emisiones (LEZ) con normas estrictas para los vehículos grandes, pesados y antiguos.

Soluciones de transporte sostenible: lo que su ciudad puede hacer hoy

A partir de estos ejemplos que hemos analizado, es evidente que ya existen soluciones para el transporte sostenible. Algunas de las soluciones actuales de transporte sostenible que su ciudad puede aplicar son:

  • Fomentar los modos de transporte no motorizados, como caminar, la bicicleta, con carriles específicos, al tiempo que se desaconseja el uso frecuente del transporte privado motorizado.
  • Aumentar la oferta de transporte público y fomentar su uso mediante tarifas reducidas e incentivos.
  • Planificar y diseñar nuevas rutas de transporte que sean más sostenibles y mejorar las antiguas.
  • Garantizar la aplicación y coordinación efectivas de los modos de movilidad sostenible.

Soluciones sostenibles para la planificación de la movilidad urbana

PTV ofrece una serie de soluciones para ayudar a los planificadores de la movilidad a diseñar un futuro más sostenible. Una gama de software de simulación y planificación ayuda a reducir las emisiones y a mejorar la calidad del aire, así como a aumentar el gusto por caminar y el uso de la bicicleta. Eche un vistazo a nuestras soluciones tecnológicas o consulte a nuestros expertos en movilidad y transporte.

Además, su ciudad puede utilizar el software PTV’s data-driven y supervisar el transporte sostenible. Este tema, y otros relacionados con los datos de movilidad, se tratarán en un próximo evento online.

Mejorar el transporte sostenible

El software PTV’s data-driven ayuda a las ciudades a optimizar y controlar el transporte sostenible.

Acerca del Autor

Adriana Stein is a passionate tech nerd who loves to write stories about how technology helps people and the environment. She is fascinated by the topics of sustainability and mobility, as well as how we can empower our society to create better infrastructural systems through innovative thinking.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name