Considerados en su día como poco más que una atracción turística o un medio de transporte para los esquiadores, los teleféricos están conquistando cada vez más la movilidad urbana.

La idea es atractiva: En lugar de quedarse atascado en el tráfico, simplemente avanzas sobre él. Pero ¿cómo y dónde es adecuado el uso de los teleféricos urbanos para el transporte público? ¿Y en verdad pueden ayudar a reducir la congestión en las ciudades?

Las ciudades de todo el mundo reconocen el potencial de los teleféricos urbanos. No sólo son útiles en terrenos escabrosos cuando las vías del ferrocarril o del tranvía son difíciles de construir, sino que también pueden superar importantes diferencias de altitud.

Los teleféricos también pueden ayudar a cerrar las brechas en la red de transporte público y conectar las comunidades periféricas con los centros de las ciudades.

Teleféricos urbanos – Casos de éxito

cable car, La Paz
Ciudades sudamericanas como La Paz o Medillín han reconocido el potencial de los teleféricos urbanos

En 2004, la ciudad colombiana de Medellín fue la primera en el mundo en introducir un sistema de teleférico urbano de funcionamiento diario. El sistema conecta los barrios desfavorecidos de las colinas con el centro de la ciudad.

El «Metrocabel» de la ciudad tiene por lo tanto una importante función social. La gente ahorra costos de transporte y tiene un acceso más fácil y rápido a las oportunidades de trabajo.

Lo mismo en La Paz, Bolivia. Desde su lanzamiento en 2014, la red de teleféricos se ha convertido en un elemento importante de la infraestructura urbana y se ha ampliado continuamente. Hoy en día hay diez líneas con una longitud total de 30 kilómetros. Hasta 50.000 pasajeros pueden viajar por hora.

En la capital turca, Ankara, se construyó un teleférico urbano entre un suburbio y el centro de la ciudad para reducir la congestión. Ha tenido éxito: en lugar de quedarse atascado en el tráfico, los viajeros ahora recorren los 3,2 km de distancia en sólo 10 minutos.

Los teleféricos son una buena inversión.

Otra ventaja de las redes de teleféricos es que su construcción puede ser hasta un 80% más barata que los servicios de movilidad convencionales. Esto se debe al mínimo espacio requerido para la construcción, y a la flexibilidad en la asignación de la infraestructura terrestre.

Además, los teleféricos urbanos requieren un bajo mantenimiento y una mínima mano de obra – no se necesitan conductores ni inspectores de billetes. Así que los costos a largo plazo se mantienen bajos.

Otra ventaja es que es amigable con el ambiente, los teleféricos funcionan con electricidad, por lo que no producen emisiones. Y producen muy poco ruido.

Es por eso por lo que muchas ciudades del mundo están considerando implementar el uso de teleféricos a sus redes de movilidad.

Las ciudades creen que un teleférico podría resolver este problema de una manera silenciosa y libre de emisiones.

Para entender si vale la pena invertir en tal modo de transporte, Dachau pidió a PTV Group que hiciera un estudio potencial.

«Que un teleférico sea o no una inversión rentable depende de las condiciones reales en el lugar», dice Gunnar Liehr, un consultor de transporte de PTV Group, «Nuestra tarea era investigar qué rutas serían posibles y cuántos pasajeros utilizarían tal oferta».

Los consultores se ocuparon de varias cuestiones: ¿Qué destinos de la región son relevantes para los viajeros y cuáles para las actividades de ocio? ¿Cómo se podría conectar el teleférico a la red de transporte público existente? ¿Qué rutas serían posibles crear? ¿Cuáles son los costos previstos para la construcción? ¿Cuántas personas utilizarían el teleférico?

En el análisis final, la ruta de Dachau a través de Karlsfeld a Moosach demostró ser particularmente prometedora, sirviendo potencialmente hasta 24.000 pasajeros por día.

«Nuestro estudio ha mostrado un gran potencial para un sistema de teleférico en la región de Dachau», explica Liehr, «debido a su gran capacidad, podría convertirse en una adición útil al sistema de transporte público existente.

«Aunque la velocidad es baja, los tiempos de viaje serían atractivos ya que normalmente se puede garantizar un viaje ininterrumpido. El estudio sirve ahora como base para el proceso de toma de decisiones de la ciudad».

Simulando teleféricos urbanos

Por cierto: Un software de simulación puede modelar y predecir las operaciones de los teleféricos, al igual que puede hacerse con los medios de transporte clásicos como autobuses, coches y tranvías. La única diferencia principal es que las góndolas se mueven hacia adelante continuamente y a una velocidad lineal

Averigüe si su ciudad está lista para los teleféricos

Con el software PTV, las ciudades planifican las operaciones de los teleféricos y sus efectos en el tráfico

Acerca del Autor

Desde formas sostenibles de movilidad como el ciclismo y la conducción autónoma hasta la seguridad vial y las estrategias para el último kilómetro: Steffi siempre está buscando nuevas historias y está fascinada por la riqueza de temas emocionantes que nuestra movilidad tiene que ofrecer cada día.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name