La mejora del transporte público, haciéndolo además más sostenible, no es un trabajo que pueda lograrse de la noche a la mañana.

Tomemos el ejemplo de la ciudad de Barcelona. La segunda ciudad más poblada de España ha sido citada recientemente como una de las mejores ciudades del mundo en cuanto a creación de ciudades inteligentes, donde ha obtenido una alta puntuación en visión, liderazgo e innovación.

De hecho, la ciudad establece sus estrategias en torno a tres prioridades: económica, social y sostenible. Todas ellas tienen como objetivo mejorar la calidad de vida respetando el medio ambiente con el apoyo de la tecnología.

La densa área metropolitana de Barcelona, de unos 630 kilómetros cuadrados y 3,2 habitantes, depende en gran medida de la red de transporte público.

La estrategia de la ciudad para mejorar el transporte público es notable. Su objetivo principal es hacer que el transporte masivo sea sostenible, eficiente, seguro, inclusivo e inteligente.

El coste de construcción y mantenimiento de las infraestructuras de transporte público puede ascender a miles de millones de euros. Y las infraestructuras deben ser duraderas incluso por décadas. Por ello, cada inversión para mejorar el transporte público se estudia cuidadosamente. Los planificadores tienen que recopilar datos de los análisis y previsiones del tráfico local, así como de la demografía y otros elementos.

A partir de estos datos, los planificadores del transporte crean modelos de transporte. Éstos constituyen la base de la planificación y la toma de decisiones de los futuros proyectos de construcción.

 Modelos de demanda para mejorar el transporte público

Uno de los principales organismos que trabaja para mejorar el transporte público según estos principios es la Autoridad del Transporte Metropolitano de Barcelona, o ATM. Desde 2009, utiliza el software del PTV Group para mejorar la planificación del transporte público.

Con el software PTV Visum para el análisis estratégico y operativo de la movilidad, la ATM crea modelos de demanda. A continuación, se utilizan para probar diferentes escenarios como posibilidades para la oferta de transporte público.

Uno de los primeros estudios de ATM fue un análisis de la demanda de toda la red de autobuses y tranvías, en comparación con otros modos de transporte público. El objetivo final de este estudio era reducir el tiempo de viaje para todos los usuarios, así como comprobar la viabilidad económica de los servicios existentes y previstos.

Gracias a este y otros estudios, las autoridades pudieron estimar los efectos socioeconómicos y medioambientales de diversas medidas de transporte público. Por ejemplo, las repercusiones de la introducción de un intercambio interurbano para el metro, el autobús y el tranvía.

Mejora de la red de transporte público en La Rambla

Otro proyecto notable de la ATM fue en la famosa Rambla. Conocida por todos los residentes y turistas, esta conocida avenida es uno de los atractivos principales de Barcelona. Con 1,2 kilómetros de longitud, La Rambla está muy concurrida de día y de noche. Consta de un amplio paseo peatonal central de unos 35 metros, delimitado por dos carriles para automóviles.

Hace unos años, la ATM emprendió un importante rediseño de la red de autobuses de Barcelona, para mejorar su eficiencia y servicio. En el centro del rediseño estaba la simplificación de la red mediante la combinación de un conjunto de líneas de autobús horizontales (paralelas a la línea de costa) y verticales (entre el mar y la montaña).

El plan incluía hacer más accesible La Rambla en autobús, y la ATM quería analizar los efectos de las medidas previstas en la popular avenida. El estudio analizó la introducción de una nueva línea de autobús vertical, la V13, y las diferentes opciones para conectar esta línea con la zona turística de la ciudad.

Utilizando el software PTV Visum, la ATM creó un modelo de simulación con información detallada sobre:

  • Ganancias y pérdidas de pasajeros en las líneas de autobús urbano y otros modos de transporte público
  • Efectos en los tiempos de viaje de los pasajeros.
  • Cambios en la accesibilidad de la red de transporte público.

Las conclusiones del estudio apuntaban a que la solución más adecuada sería mantener los servicios de autobús existentes a través de La Rambla.

 Planificación estratégica para mejorar el transporte público

Según el experto Vidal Roca, de PTV Group que participó en estos proyectos, «la ATM es un buen ejemplo de cómo se puede combinar la planificación estratégica con una visión de la movilidad orientada al ciudadano. Muestra cómo utilizar el software de modelación para apoyar la estrategia de un sistema de transporte metropolitano sostenible y eficiente».

Con las simulaciones de PTV Visum, ATM creó escenarios para muchos de sus nuevos proyectos, como carriles de autobús de alta ocupación, ciclovías y restricciones para estacionamientos públicos. Los escenarios creados con PTV Visum desempeñan ahora un papel importante en los planes estratégicos para la creación de infraestructuras de Barcelona en la próxima década, que se centran en una movilidad eficiente, sostenible e inclusiva.

Tecnología para mejorar el transporte público

El software que ayuda a las ciudades a adoptar las políticas adecuadas

Acerca del Autor

¿Cómo pueden las tecnologías estar al servicio del Medio Ambiente y de una mejor convivencia? Marie se interesa por las soluciones de movilidad eco-responsable desarrolladas para optimizar el movimiento de bienes y personas y promover la intermodalidad.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name