La crisis del coronavirus impacta nuestra economía con numerosos retos logísticos. Algunos sectores enfrentan una mayor demanda, mientras que otros observan caídas catastróficas en su demanda. Muchos procesos logísticos tienen que ser reevaluados.

El flujo de bienes en la actualidad está cambiando rápidamente. El enorme aumento en el volumen en el sector de alimentos y bebidas ha sido acompañado por una caída igualmente dramática en la demanda dentro de sectores como Eventos y turismo. Para las empresas de logística y transportistas, esto significa que tienen que cambiar toda su planificación y hacer cambios casi a diario.

Los retos logísticos en las empresas de transporte y distribución.

En el Reino Unido, la mitad de los alimentos son importados, mantener los supermercados bien abastecidos con productos de primera necesidad está resultando en grandes retos logísticos tanto para los proveedores de alimentos como para los minoristas. Las compras de pánico han significado un cambio en la existencia de productos en las tiendas que se duplica o incluso se triplica. La demanda de transporte y de productores de alimentos es excepcionalmente más alta de lo normal.

La escasez de vehículos se está compensando, ya que algunos vehículos se pueden reutilizar a otros sectores y los conductores tienen permitido trabajar dos horas adicionales al día a sus horas de conducción permitidas.

Por otro lado, la mayoría de los países europeos han introducido controles en sus fronteras para frenar la propagación del virus, lo que significa largas horas de espera.

Los precios de los combustibles han caído drásticamente, lo que beneficiará los costos, pero también habrá una mayor competencia por el trabajo de los transportistas cuyo trabajo en otros sectores ha disminuido significativamente.

A esto se agrega la incertidumbre de cómo los gerentes de transporte enfrentarían si algún miembro fuera víctima del virus. ¿Sería capaz el sistema actual de planificación de rutas?

En la situación actual, las soluciones de software para los retos del transporte y la planificación de rutas son herramientas importantes para garantizar procesos fluidos y poder adaptarse de manera óptima a las condiciones en constante cambio.

Restaurante y las entregas a domicilio.

Las tiendas minoristas, las pequeñas tiendas y restaurantes, que se ven obligados a cerrar durante la crisis de COVID-19, enfrentan retos logísticos totalmente diferentes. Para mantener su negocio en funcionamiento, muchos están cambiando a conceptos de comercio electrónico o sus propios servicios de entrega para sus clientes. Asociaciones como la Cruz Roja, están ofreciendo servicios de compras y entregas para personas que no pueden salir de su casa.

Pero ¿cómo se puede configurar un sistema de comercio electrónico o entrega sin experiencia previa? ¿Cómo se puede implementar un proceso eficiente y sostenible?

Al igual que en otras áreas, como el home office o la educación en línea, la tecnología adecuada juega un papel importante. El software de planificación para los retos del transporte puede ayudar a compilar los pedidos en rutas óptimas para reducir el kilometraje y optimizar el uso del vehículo.

Manejo de la crisis

Nuestras soluciones de software ayudan a superar los desafíos logísticos durante esta crisis. Las herramientas son fáciles de usar (algunas capacitaciones son suficiente) y están disponibles en la nube sin inversión en equipo adicional.

Acerca del Autor

Cristina cree que cada uno de nosotros puede hacer una valiosa contribución para mejorar la calidad de nuestras vidas, las ciudades y el medio ambiente de manera sostenible. Ella escribe sobre tecnologías y proyectos de transporte y logística que pueden ayudar a reducir los kilómetros, las emisiones de CO2 y mejorar la eficiencia.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name