Lento, pero seguro, los países están empezando a retirar las restricciones de confinamiento que se tomaron para luchar contra la pandemia de coronavirus. Algunas escuelas en Europa ya se han reabierto, y otros lo harán parcial o completamente durante los siguientes días al igual que sus sistemas de autobuses escolares.

El regreso a las escuelas también significa que es necesario adoptar nuevas regulaciones. Para mantener a los estudiantes y al personal a salvo de las infecciones de COVID-19, se debe mantener el distanciamiento social e instalar barreras físicas.

Esto presenta un enorme desafío para las extensas redes de autobuses escolares, que traen a millones de estudiantes de todo el mundo hacia y desde sus escuelas. Ya sea operados por las autoridades locales o por las propias escuelas, los autobuses escolares y sus redes tendrán que ser ajustados casi de inmediato.

Hay muchos factores en juego: ¿cómo mantener la distancia social a bordo, incluida la protección física del conductor? ¿cómo desinfectar los vehículos después de cada servicio? y ¿cómo optimizar el movimiento de todos los estudiantes en el marco de la nueva reglamentación, sin generar enormes costos para los operadores?

El distanciamiento social en los transportes escolares

sistemas de autobuses escolares después de la pandemia de coronavirus
Si un autobús escolar llega demasiado temprano, los niños pueden congregarse y no mantener distancia social

Debido al poco tiempo que se le da a la adopción de las nuevas medidas, los operadores de transportes escolares deberían primero definir los recursos disponibles y luego hacer un plan de acción. Estos recursos pueden ser materiales (el número de autobuses) como humano: cuántos conductores y asistentes son necesarios para cumplir con las nuevas regulaciones.

Tengamos en cuenta que la flota de vehículos disponible no puede ser ampliada de manera significativa, especialmente en tan poco tiempo. Es poco probable que se tomen prestados vehículos de las autoridades de transporte público en estos días, ya que ellas también tendrán que aplicar reglamentos de distanciamiento social.

Una reorganización exitosa del sistema de autobuses escolares también debería implicar una intensa comunicación con las autoridades locales, para asegurarse de que se cumple con las regulaciones. Esto puede lograrse haciendo que participen lo antes posible en el proceso, antes de cualquier aplicación.

Adoptar los reglamentos «tal cual» puede no ser suficiente. Si el mismo número de autobuses escolares puede transportar sólo un número limitado de estudiantes en cada viaje, habrá más viajes cada día, que se extenderán durante más horas. Esto, a su vez, puede dar lugar a que los estudiantes se congreguen frente a la escuela y no mantengan la distancia social. También puede dar lugar a una desigualdad entre los estudiantes que llegan a tiempo a la escuela en los primeros viajes, y los que pierden clases debido a que los recogen más tarde.

Ajustar los sistemas de transportes escolares

En este excepcional y complejo proceso de ajuste, es esencial una sofisticada planificación de la ruta. Este es un proceso que consume mucho tiempo para los planificadores: incluye la prueba de múltiples escenarios para tomar decisiones informadas y fiables.

Afortunadamente, el proceso puede acelerarse con el uso de soluciones tecnológicas avanzados de optimización de rutas, que ahorran mucho tiempo durante las etapas de estudio y ejecución.

Para acelerar el ajuste de los sistemas de autobuses escolares, estas soluciones tecnológicas tendrán en cuenta e integrarán simultáneamente varios factores, como, por ejemplo

  • el tipo de vehículos
  • características de los estudiantes: edad, necesidades especiales de movilidad, necesidad de compañeros adultos
  • el tiempo pasado a bordo de los autobuses y los factores de desvío

Por último, se debe considerar la interacción entre los estudiantes. Los niños de diferentes grupos de edad no siempre se mezclan bien en el mismo espacio confinado.

Route planning form school bus networks
Ajustar las redes de autobuses escolares implica modelar muchos escenarios

Un buen software de optimización de rutas

Autobuses escolares
PTV Route Optimizer puede soportar una red de autobuses escolares

Un software de optimización de rutas debe ser fiable y tener un alto nivel de configuración. Además, la entrada y la salida deben ser accesibles, flexibles y comprensibles.

Además, el software debe basarse en datos cartográficos profesionales para garantizar su fiabilidad; tener en cuenta las limitaciones específicas de los autobuses y las necesidades especiales de los estudiantes; disponer de una función de geocodificación de direcciones de alta precisión para el servicio de escala o de puerta a puerta; y ofrecer métodos de optimización específicos para cada sector.

El software PTV Route Optimizer, que incluye los requisitos anteriores, ha sido durante años un instrumento eficaz para muchos operadores de transporte. Su valor añadido radica en la evaluación de las principales prestaciones en diferentes niveles: la cronología y el establecimiento de rutas, el estudio para las operaciones en tiempo real, el tiempo de conducción, los costos de consumo de combustible y de mantenimiento de los vehículos.

PTV Group ofrece períodos de prueba gratuitos del optimizador de rutas, que pueden ser utilizados por los operadores de transporte que trabajan para ajustar sus sistemas a las nuevas reglamentaciones post-corona.

Acondicione su sistema de autobuses escolares para la era post-corona

Acondicione su sistema de autobuses escolares con PTV Route Optimizer para permitir un regreso seguro a las escuelas, manteniendo costos bajos

Acerca del Autor

Las áreas de especialización de Jean-Baptiste abarcan la modelización y la simulación en el ámbito de la movilidad, las soluciones de regulación del tráfico y la optimización de rutas de diversos tipos. Es esta pasión la que lo motiva a buscar soluciones de movilidad inteligente.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name