Lisboa es la Capital Verde Europea 2020, y por una buena razón: La capital portuguesa ha perseguido durante mucho tiempo la visión de convertirse en una Smart City sostenible.

Cuando se concedió el título a Lisboa, un grupo de expertos destacó los puntos fuertes de la ciudad en la adaptación al cambio climático y la movilidad y el transporte urbanos sostenibles.

Lisboa tiene una clara visión de devolver la ciudad a la gente. En lo que respecta a la movilidad, esto significa dar prioridad a los medios de transporte sostenibles, como la bicicleta, senderos seguros para peatones y un transporte público de calidad. Por eso es llamada la Capital Verde 2020

He aquí algunos ejemplos:

  • En 2017 Lisboa puso en marcha un programa de bicicletas compartidas y bicicletas eléctricas que representan dos tercios de la flota para fomentar el uso de la bicicleta en las zonas más montañosas de la ciudad.
  • Más del 90% de los residentes en Lisboa viven a menos de 300 metros de un servicio de transporte público frecuente.
  • La ciudad tiene una de las mayores redes de puntos de recarga de vehículos eléctricos del mundo, mientras que el 39% del parque automovilístico municipal es eléctrico.

Remodelando el espacio de las calles

velo en bord de mer

«La ciudad quiere hacer saber a sus ciudadanos, que el espacio de la calle les pertenece y no sólo a los automóviles», explica Paulo Humanes, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios y Nueva Movilidad del PTV Group, que es originario de Portugal. «Por eso se bloquean algunas avenidas enteras para que la comunidad disfrute del espacio público. Y la crisis de COVID-19 ha acelerado las cosas en esa dirección.»

Como en muchas otras ciudades europeas, Lisboa está usando la pandemia para remodelar las calles. Los estacionamientos en las calles han sido reemplazados por cafeterías y restaurantes al aire libre. El alcalde de Lisboa ordenó un límite de velocidad en toda la ciudad de 30 kilómetros por hora, y una expansión de la red de carriles para bicicletas de hasta 200 kilómetros para el 2021.

Y el ciclismo en Lisboa está subsidiado: Los ciudadanos pueden obtener vales de 100 euros para comprar bicicletas estándar, 350 euros para bicicletas eléctricas y hasta 500 euros para ayudar a pagar las bicicletas dedicadas al trabajo.

Uno de los mayores proyectos de la Capital Verde de Lisboa es el ZER – Zona de Emisiones Reducidas en los barrios de Avenida y Baixa, Chiado. Allí se aplican varias medidas, por ejemplo: la limitación del acceso de los automóviles y reducción de espacios de estacionamiento; la ampliación de las aceras y la creación de nuevas ciclovías además del refuerzo del transporte público; y la creación de un centro logístico para el centro de la ciudad.

«Lisboa ha sido muy previsora y orientada al futuro en los últimos años», dice Paulo Humanes, «Nosotros en PTV hemos estado involucrados en muchos proyectos innovadores y la compañía de movilidad local EMEL está usando nuestro software de planificación PTV Visum y PTV Vissim. Hace ya cinco años hicimos el famoso Estudio de Lisboa junto con el Foro Internacional de Transporte de la OCDE y analizamos la cuestión de cómo las flotas de vehículos compartidas y autónomas afectarán a las ciudades. La ciudad es definitivamente una de las pioneras en Europa en lo que se refiere a movilidad sostenible y vida urbana».

Haga que el futuro de su ciudad sea verde

Las soluciones tecnológicas que conducen a una movilidad sostenible y a comunidades habitables

Acerca del Autor

Desde formas sostenibles de movilidad como el ciclismo y la conducción autónoma hasta la seguridad vial y las estrategias para el último kilómetro: Steffi siempre está buscando nuevas historias y está fascinada por la riqueza de temas emocionantes que nuestra movilidad tiene que ofrecer cada día.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name