La conducción autónoma es, sin duda, una de las tendencias de movilidad más importantes del futuro. En todo el mundo, los equipos de investigación trabajan no sólo en el desarrollo de los propios vehículos autónomos conectados (CAV), sino también en la infraestructura subyacente, como carreteras, sistemas de gestión del tráfico y redes de comunicaciones. En el marco del proyecto de investigación alemán ACCorD, se construirá un entorno de pruebas en las ciudades de Aquisgrán y Düsseldorf para comprobar sistemáticamente cómo interactuarán los vehículos autónomos con la infraestructura y otros usuarios.

Todavía hay que realizar numerosas pruebas y análisis en los caminos y en entornos virtuales hasta que los coches de autoconducción sean capaces de dominar el tráfico rodado de forma segura y fiable. Los datos son uno de los factores clave en esta tendencia.

Los investigadores del proyecto ACCorD están creando la infraestructura conectada necesaria para la conducción autónoma en tres zonas de prueba diferentes: en entornos urbanos y rurales y en una autopista. Los sensores de alta precisión están registrando todo el flujo de tráfico. Los datos se recogerán en una base de datos central y podrán utilizarse para nuevas investigaciones y desarrollos.

Los gemelos digitales ayudan a estudiar los vehículos autónomos y la infraestructura

«En PTV estamos construyendo gemelos digitales de las zonas de prueba. El modelo se alimentará con los datos del proyecto de investigación», explica Charlotte Fléchon, del equipo de investigación de PTV. «Esto proporciona la base perfecta para la planificación de nuevos escenarios y cálculos de modelos».

El gemelo digital permite a los investigadores simular y probar de forma realista todos los escenarios imaginables. Uno de los socios del proyecto, Ford, quiere analizar la comunicación V2X (Vehicle to Everything) en el entorno virtual, por ejemplo. En concreto, la simulación examinará la comunicación entre los vehículos autónomos y los semáforos.

Este tipo de simulaciones son herramientas sólidas para derivar medidas de infraestructura y validar y seguir desarrollando nuevas funciones de conducción para vehículos conectados y autónomos. Estas, a su vez, pueden volver a probarse en la realidad en la zona piloto. De este modo, se generan nuevos datos.

«La nueva base de datos será una fuente valiosa. Actualmente, hay muy pocos datos sobre los movimientos laterales, como los cambios de carril, al entrar en la autopista o al rebasar», afirma Charlotte Fléchon. «Los datos adquiridos en el proyecto ACCorD nos ayudarán a seguir desarrollando nuestro software en el ámbito de los CAV y a mejorarlo aún más».

Acerca de ACCorD

El proyecto de investigación, financiado por el Ministerio Federal de Transporte e Infraestructura Digital de Alemania, tiene como objetivo crear un entorno de desarrollo integrado para probar y asegurar sistemáticamente los vehículos automatizados en interacción con la infraestructura. El proyecto está coordinado por la Universidad RWTH de Aquisgrán. Además de PTV, participan en el proyecto las siguientes empresas: e.GO MOOVE GmbH, Ford-Werke GmbH, Landesbetrieb Straßenbau Nordrhein-Westfalen, la ciudad de Aquisgrán, Vodafone GmbH y ZF Friedrichshafen AG.

Duración del proyecto 01/01/2020 a 30/09/2021

Pruebas virtuales de AVs con PTV Vissim

Los vehículos autónomos tendrían que recorrer innumerables kilómetros y probar su uso durante varios años para demostrar su fiabilidad en condiciones reales. Por eso, el software de simulación para vehículos autónomos se ha convertido en una herramienta indispensable.

Acerca del Autor

Desde formas sostenibles de movilidad como el ciclismo y la conducción autónoma hasta la seguridad vial y las estrategias para el último kilómetro: Steffi siempre está buscando nuevas historias y está fascinada por la riqueza de temas emocionantes que nuestra movilidad tiene que ofrecer cada día.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name