Las imágenes dieron la vuelta al mundo cuando el puente de la autopista Morandi se derrumbó en Génova durante una violenta tormenta en agosto de 2018. El accidente, que se cobró la vida de 43 personas, demostró claramente la importancia de contar con sistemas de infraestructura vial seguros y resistentes. Por lo tanto, la Comisión Europea concede la máxima prioridad a la protección de la infraestructura de transporte. Sin embargo, la atención no solo se centra en los sistemas que evalúan el estado de esas estructuras en términos de desgaste, por ejemplo, sino también en las soluciones que hacen que la infraestructura vial sea más resistente, de modo que pueda responder eficazmente a los acontecimientos inesperados. Entrevistamos a Alexander Dahl, del equipo de investigación de PTV, que actualmente investiga sobre este tema en el marco de un proyecto financiado por el Instituto Federal de Investigación de Carreteras de Alemania (BASt).

La resiliencia parece ser actualmente una palabra de moda: ¿qué significa resiliencia en términos de infraestructura vial?

Alexander: El concepto de «resiliencia» no es nuevo en el sector del transporte. Nuestro equipo de investigación lleva trabajando en este tema desde hace al menos diez años y ha participado en muchos proyectos interesantes relacionados con la protección de infraestructura vial. Por ejemplo, U-THREAT, un proyecto que trata de la resiliencia de los sistemas de metro. O Skribt(+), centrado en la protección de túneles y puentes.

En principio, se analiza hasta qué punto la infraestructura vial puede hacer frente a los efectos negativos causados por eventos inesperados. Hemos participado en varios proyectos, como RITUN, en los que hemos utilizado PTV Visum y PTV Validate para cuantificar los costos económicos de la infraestructura.

voiture dans un tunnel

¿De qué tipo de acontecimientos estamos hablando?

Alexander: Hablamos de sucesos imprevisibles y que, por tanto, también se producen con poca frecuencia, por ejemplo, debido a fenómenos naturales, cambios inducidos por el hombre o fallas técnicos. Puede tratarse del accidente de un camión cisterna que transporta materiales altamente inflamables en un túnel, de atentados terroristas o de condiciones meteorológicas extremas, como vientos fuertes en los puentes o desprendimientos provocados por lluvias torrenciales.

En la actualidad, colabora con la consultora suiza EBP Schweiz AG en el proyecto «Optimización y perfeccionamiento de las herramientas de actuación destinadas a evaluar la resistencia de la infraestructura de transporte», iniciado por el Instituto Federal de Investigación de Carreteras alemán BASt. ¿Cuál es el objetivo de este proyecto?

Alexander: El objetivo del proyecto es proporcionar a las autoridades encargadas de la construcción de carreteras u otros organismos competentes una herramienta informática que les ayude a prepararse para los imprevistos en la infraestructura vial.

La herramienta está diseñada para que los usuarios puedan analizar el grado de resiliencia de un tramo de ruta específico ante una amplia gama de eventos para identificar las medidas adecuadas. Entre las acciones posibles se encuentran: mitigación de amenazas, adaptación óptima o recuperación rápida.

EBP ya había desarrollado la versión básica del software durante un proyecto anterior. Ahora, la tarea consiste en seguir desarrollándose en términos de metodología y ampliar el alcance y las medidas. Actualmente, la herramienta se limita a la red de carreteras, pero está previsto incluir otros modos de transporte, como el ferrocarril y las vías navegables.

¿Puede dar un ejemplo de ese análisis?

Tomemos el ejemplo de un puente expuesto a fuertes corrientes de viento.  ¿Puede resistir estos fuertes vientos? ¿Podrían las vibraciones ser demasiado fuertes y provocar el derrumbe del puente? ¿Podrían los vientos fuertes afectar a los vehículos que circulan por el puente?  ¿Es necesario cerrar el puente a una determinada velocidad del viento?

Los planificadores pueden entonces tomar las medidas adecuadas en términos de infraestructura vial (la propia estructura), gestión o funcionamiento. Por ejemplo, ¿cómo son los planes de contingencia si hay que cerrar el puente? ¿Cuáles son las opciones de desvío? ¿Hay que definir un sistema de rutas de desvío, como el que conocemos de las autopistas, y señalizar con antelación para las emergencias?

Alexander Dahl, PTV Group
Alexander Dahl trabaja en el equipo de investigación de PTV

Entonces, ¿la herramienta está diseñada principalmente para analizar y evaluar puentes y túneles?

Alexander: Los túneles y puentes son elementos clave de nuestra red de carreteras. Por ello, es mucho más peligroso que un camión que transporta materiales peligrosos se incendie en un túnel. Pero también pueden producirse incidentes en los tramos libres de la ruta, como inundaciones debidas a fuertes lluvias o desprendimientos de tierra, por ejemplo. Sólo el verano pasado, la autopista A8 cerca de Rosenheim, en Alemania, tuvo que cerrarse debido a las inundaciones tras las fuertes lluvias. Todos somos conscientes de que este tipo de sucesos serán más frecuentes debido al cambio climático. A la vista de estos acontecimientos, los conceptos con visión de futuro que ayudan a mejorar la resistencia y, por tanto, a proteger la infraestructura vial, son ahora más importantes que nunca.

Descubra nuestros proyectos de investigación

En PTV participamos en proyectos de investigación nacionales e internacionales para desarrollar conceptos, estrategias y modelos para la movilidad y el transporte del mañana.

Acerca del Autor

Desde formas sostenibles de movilidad como el ciclismo y la conducción autónoma hasta la seguridad vial y las estrategias para el último kilómetro: Steffi siempre está buscando nuevas historias y está fascinada por la riqueza de temas emocionantes que nuestra movilidad tiene que ofrecer cada día.

Enviar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name